Tips - posted on 31 agosto, 2016 by

NOTAS LARGAS ¡SIRVEN?

En este artículo abordaré el tema de las notas largas con todo el detalle posible, como en todos los artículos, especifico que es mi visión y que seguro habrá quién coincida conmigo y quién no, así que ¡Vamos! busquemos la verdad, el enfoque correcto y la lógica sin prejuicios.

Un poco de historia

En primer lugar hablemos sobre el origen de la practica de las notas largas en los alientos, ¿Quién sería el primer profesor o influyente que aseguró que las notas largas te hacían tocar mejor? seguro hay un punto en que ni siquiera los libros antiguos tienen registro de esta practica como mecanismo formal para mejorar el sonido de los músicos, probablemente esto empiece a registrarse desde los «NEY», flautas antiguas procedentes de Turquía, que aparecen incluso en textos bíblicos y ya hacían referencia a su sonido largo y llamativo, pero nadie garantiza que otros seres humanos aún más antiguos practicaran así.

El ser humano tiende a quedarse pegado o preconfigurado en una practica milenaria bajo influencia sin preguntarse si es correcto o no, es un mal que tiene nuestra especie, actuar por imitación sin usar el juicio, la lógica y la objetividad como indicadores para plantearnos seguir igual o hacer un cambio en nuestro comportamiento.

Posible planteamiento obvio

Probablemente se acercó alguien a un músico antiguo (un fan antiguo) y le dijo – Oye que bien tocas ¿me enseñas? y el músico que tocaba así porque simplemente tocaba todos los días y disfrutaba del hecho se «sacó de la manga» que las notas largas influirían en el desarrollo del admirador. Y a causa del deseo que genera la música el admirador siguió y siguió confiando ciegamente en algo que quizá era mentira.

Lo que realmente ocurre

Muchos pseudo profesores o músicos malévolos que quieren ganar algo de dinero dando clase sin tener la voluntad real de enseñar, suelen descalificar y limitar de entrada a los aspirantes, ya que el camino más fácil es creer que la persona será incapaz de tocar y que explicarle con detalle no tiene sentido, ya que «seguro» se cansará del instrumento en breve.. así que ponerlo a hacer notas largas 6 años hasta que se canse será su mejor opción… obviamente como no se va a cansar un alumno si no ve resultados sobre su lenguaje musical, ¿Cuántos músicos se habrán perdido por culpa de guías incompetentes como estos?

Ahora bien, si el músico no se cansa y aprende del sensei incorrecto, cuando le planteen otra alternativa probablemente no la acepte, se frustre, se enoje y se tambalee su realidad, esto yo lo vivo recibiendo continuas agresiones en internet, de gente que simplemente no se toma el tiempo de plantearse una nueva visión del desarrollo musical. Por el contrario ven las nuevas alternativas como una amenaza a sus ideas aferradas con pegamento industrial en su cabeza.

Mi experiencia personal

Para no entrar en problemas históricos, hablemos de nuestro tiempo, como caso particular contaré mi experiencia.

Cuando yo empezaba con el saxofón escuché a muchos profesores recomendar las notas largas, lo curioso es que a mi en lo personal nunca me sirvieron, gasté algunas horas tocándolas sin ver un resultado final, era mi mismo sonido horrible, eso si… muy estable pero sin improvisar correctamente sobre la armonía jaja, me di cuenta que el único probable propósito en si era mantenerse soplando continuamente para mantener al cuerpo acondicionado a esta práctica… Me di cuenta que lo que tenía que hacer era aprender armonía y dominarla, obviamente la misma demanda de armonía haría que tuviera que mantenerme soplando peeeero aprovechando mi tiempo matando dos pájaros de un tiro, es decir, mientras soplo aprendo lenguaje, no dejo mi mente en blanco consumiendo un esfuerzo que puede aprovecharse, ¿sería tonto no?.

Seguramente la ingeniería haya influenciado mi forma de ver el saxo… un ingeniero sabe que la eficiencia es primero, y que hay mucha energía o productos residuales que deben ser aprovechados. A continuación tenemos dos ejemplos que plantean esta situación:

Ejemplo 1

Un ejemplo para entender esto mejor sería escuchar a un mecánico sugerir a un usuario escuchar el motor de su vehículo para verificar su correcto funcionamiento, pidiéndole que acelere durante lapsos prolongados de tiempo sin mover el carro de sitio… pero y ¿La gasolina? ¿Mi inversión? ¿Mi tiempo? – ¿No sería mejor aprovechar esa gasolina y ese rendimiento para darnos un paseo? ¿O aprovechar la ruta a nivel paseo o trabajo mientras monitoreo el motor?

Ejemplo 2

¿Un niño hace vocales largas hasta que aprende a hablar para comunicarse con su madre? tú lector ¿Hiciste notas largas para aprender a hablar español? Yo creo que tu diafragma simplemente se entrenó solo mientras te enfocabas a cosas mentalmente más importantes.

Conclusión

El problema no es soplar durante mucho tiempo, si no el hecho de no aprovechar el tiempo estudiando armonía y rítmica para mejorar musicalmente mientras nuestro cuerpo se adapta a esta nueva demanda física.

En pocas palabras la gente cree que mejorará su forma general de tocar el saxofón con solo soplar una nota, pero lo que rara vez explican es que el sonido general proviene de 4 factores, checa en el siguiente vídeo.

En fin, el usuario tiene dos opciones, notas largas sin ver resultados en el lenguaje o estudiar lenguaje mientras de forma obvia se entrena el cuerpo.

Si te gustó este artículo regálame un like y compártelo, si no te gustó, no te enojes y abre tu mente para aceptar nuevas visiones del saxofón, ¿Quieres más información? te invito a la sección Estudia con Tito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *